1º de octubre de 2012
Ha fallecido Octavio Getino

2 de octubre de 2012

 

Nacido en León, España, en 1936, Octavio Getino posee una larga trayectoria intelectual que lo vincula desde el ámbito político al cine y a la investigación de los medios de comunicación.
En los años de la resistencia peronista, y dentro del Grupo de Cine Liberación, participó en la definición y puesta en práctica del Tercer Cine: “un cine de destrucción y de construcción. Destrucción de la imagen que el neocolonialismo ha hecho de sí mismo y de nosotros. Construcción de una realidad palpitante y viva, rescate de la verdad nacional en cualquiera de sus expresiones”.
Fue co-autor de un hito en la historia del cine argentino, La hora de los hornos (1968) y co-realizador de dos entrevistas fundamentales al Gral. Perón en Madrid: La revolución justicialista y Actualización política y doctrinaria (1971).
Con la vuelta a la democracia, en 1973, fue nombrado director del Ente de Calificación Cinematográfica, desde donde abrió las pantallas a todo tipo de cine, sin censuras, lo que le valió la persecución y el exilio, en 1976. Desde Lima y México se vinculó a la realidad social y política de América Latina.
Entre 1989 y 1990 fue director del Instituto Nacional de Cine. Ha sido docente en FLACSO y la Universidad Tres de Febrero, así como consultor de organismos internacionales (UNESCO, PNUD, FAO y PNUMA). También ha publicado diversos trabajos y libros sobre cine, cultura y comunicación latinoamericana.
Coordinó el Observatorio de Industrias Culturales (OIC) de la Ciudad de Buenos Aires y el Observatorio Mercosur Audiovisual (OMA) de los organismos nacionales de cine de la región (2004-2007).
Octavio Getino es una figura indispensable para el cine argentino y latinoamericano. Lo recordamos como un hombre honesto, comprometido políticamente con el peronismo y con una trayectoria intachable, cuya mayor cualidad es la coherencia con que la ha recorrido. Nos deja imágenes y textos de gran valor, que contribuirán a explicar a las nuevas generaciones las luchas de los desposeídos de América Latina, en general, y de la Argentina, en particular.
Compañero Octavio Getino, ¡Paz a sus restos!